Como elegir el tipo de muleta ortopédica que necesito

Las muletas ortopédicas, se utilizan mayoritariamente para ayudar a personas con problemas de movilidad, ya sean permanentes u ocasionales.  Las muletas son un apoyo dónde puedes descargar el peso de tu cuerpo para aliviar la carga de un pierna o ambas.

Existen diferentes tipos de muletas, pero las más utilizadas son 3:

  • El bastón inglés
  • El bastón cuadrípode
  • Las Muletas Axiliares

Todas ellas tienen la misma función pero según nuestra dificultad a la hora de andar nos puede corresponder una más que las otras. A continuación se lo contamos…

El Bastón Inglés

El bastón inglés es un tipo de muleta ortopédica  y en España es la más conocido porque se utiliza con más frecuencia.

Este tipo de muleta, suele recomendarse a las personas que lo necesitan permanentemente o  una larga durada, ya que para poder soportarlo bien, necesitamos una buena musculatura en el brazo y un torso fuerte para conseguir un buen balance durante el traslado.

Constan de 5 partes:

-Abrazadera del antebrazo: Normalmente está fabricada de materiales plásticos rígidos, para evitar ulceraciones y roces.

-Segmento del antebrazo: Este segmento una la parte del antebrazo con la empuñadura.

-Empuñadura: Esta hecha de materiales plásticos y acolchados para tener una sensación de confort y comodidad.

-Caña: La función principal es transmitir la carga del cuerpo al suelo. Es metálica y regulable.

-Conteras: Son fundamentales en el funcionamiento de la multa ya que son los elementos encargados de amortiguar el impacto con el suelo.

 

baston ingles

 

El bastón cuadrípode o trípode

Este tipo de bastones pueden tener tres o cuatro pies, por eso los llamamos cuadrípodes o trípodes. Por la parte superior, está compuesto por las mismas partes que el bastón inglés, una abrazadera de antebrazo, un segmento, una empuñadura y una caña regulable.

Este tipo de muleta se utiliza sobretodo en personas que tienen una dificultad alta para mantenerse estables de pie.

 

baston cuadripode

 

Muletas Axilares

Las Muletas Axilares proporcionan una buena estabilidad y ayudan a la redistribución de la carga del peso corporal.

Este tipo de muletas son recomendadas especialmente para lesiones temporales, ya que con el tiempo puedan producir déficit de la motriz y parestesias en las extremidades superiores.

Existen diferentes modelos de muletas axilares:

Muletas axilares de madera: Tienen una alta resistencia con un peso ligero y hay diferentes midas standard (niños, jóvenes, adultos y personas de talla alta).

Muletas Axilares de aluminio: están fabricadas con aluminio de peso ligero y su altura es regulable, pero hay 4 medidas distintas (100cm – 110cm – 120cm -130cm).

Muletas “Bariatric”: están fabricadas con acero de alta resistencia, por lo tanto no son tan ligeras como las de aluminio o de madera pero aportan más estabilidad. Están pensadas para pacientes de 155 cm y 175 cm de estatura.

muleta axilar

Publicado en Alquiler | Comentarios desactivados en Como elegir el tipo de muleta ortopédica que necesito

Detalles de la recuperación de la cirugía de cadera o rodilla y el tratamiento de magnetoterapia

Someterse a determinadas intervenciones y cirugías, sobre todo si son osteopáticas, suele ser un tanto doloroso. Además de ello es determinante, someterse a una buena recuperación, pues si no se hace como se debe, pueden quedar secuelas crónicas.

Es por ello que una vez ya se ha pasado por quirófano, y estas piezas corporales han sido reemplazadas hay que seguir, o mejor dicho, ir adaptando  la nueva situación, a lo que era la rutina y vida cotidiana antes de someterse a dicha cirugía.

Para ser sinceros, este tipo de operaciones, sobre todo en su postoperatorio, son muy dolorosas, y a veces muy engorroso.  Por este motivo, es que la correcta rehabilitación de estas zonas sea la ideal, para conseguir el  mejor y más  óptimo resultado, aunque siempre hay variantes a considerar: el tipo de intervención, el uso de próstesis (o no), el daño en los ligamentos o el abordaje quirúrgico que a determinado el profesional, en cuestión.

¿Qué ofrecen los tratamientos ortopédicos para la recuperación de cadera o rodilla?

Como en todo tipo de recuperación,  se tiene que considerar diferentes puntos y detalles para que esta rehabilitación, sea la mejor en cada caso. Algunos de estos factores  principales que se muestran en estas lesiones son los que hay que incluir dentro de la aparatología que se debe emplear para el tratamiento ortopédico de las cirugías de cadera o rodilla (y de los casos) que se muestran a continuación:

  • Combinaciones de artroscopias, artromías y artolisis.
  • Fracturas/roturas tratadas quirúrgicamente.
  • Osteosíntesis estables en fase de movilización.
  • Operaciones de cirugía en partes blandas cerca de la articulación.
  • Patelectomías.
  • Osteotomías correctoras.
  • Meniscectomías.
  • Endoprótesis totales de rodilla y cadera.
  • Intervenciones quirúrgicas plásticas o reconstrucciones de los ligamentos cruzados.
  • Operaciones en el cartílago articular.

No obstante… ¿Qué es lo que se debe de hacer con estos problemas?

¿Cuál es el papel de la magnetoterapia?

La magnetoterapia es una de los tratamientos para la recuperación  de lesiones, que mejores resultados a aportado.

Deportistas de elite, personas con lesiones crónicas o cualquier caso puntual que se ha sometido a intervenciones, y  ha necesitado una recuperación, ha optado por este tipo de resonancia mediática que ha reducido considerablemente los tiempos de rehabilitación.

El uso de los campos magnéticos, generados por imanes,  hace que la magnetoterapia sea uno de las terapias más efectivas para tratar este tipo de problemas de salud.

Es tan fácil su funcionamiento que la maquinaria para desarrollar este tratamiento tiene programas muy sencillos de emplear, eso sí, dependiendo de la patología y/o enfermedad (dolor de rodillas, desgarros musculares, problemas circulatorios, problemas osteopáticos, epiconditis, y un largo etcétera)  de quien se someta a tal terapia. Es aquí donde se puede ver la versatilidad del tratamiento.

 

 

Pero si lo que necesitas es más información sobre este tipo de tratamientos, y como poder someterte de forma diaria a una sesión de magnetoterapia, puedes contactar con Ortopedia Itomi, en el 933072258, enviando un correo electrónico a roda@itomisl.com o visitando nuestra web, ortopediaitomi.es.

Publicado en Ortopedia Barcelona | Comentarios desactivados en Detalles de la recuperación de la cirugía de cadera o rodilla y el tratamiento de magnetoterapia

Consejos para adaptar un baño para personas de movilidad reducida

adaptar baño para personas de movilidad reducida

Para hacer frente a la pérdida de independencia de una persona, ya sea por edad, enfermedad o accidente, es importante repensar el baño, cómo adaptarlo y qué elementos hacen falta para que sea una sala útil.

La persona con movilidad reducida podrá volver a manejarse sola y, por lo tanto, mantener su privacidad, su higiene y, en definitiva, su integridad. Dado que la persona con pérdida de autonomía ya no puede adaptarse a los equipos presentes, le corresponde al baño adaptarse a la discapacidad: hablamos de baños que promueven la accesibilidad, así como elementos y objetos pensados para el baño.

Es muy sencillo adaptar el baño para personas de movilidad reducida, tan solo hay que seguir una serie de recomendaciones y contar con algunos objetos que facilitarán la tarea del traslado y lavado del usuario.

Asegurar y facilitar el acceso al cuarto de baño

En general, opta por un suelo de plástico antideslizante e impermeable para evitar el riesgo de resbalones. Multiplica la presencia de barras para facilitar la movilidad fuera de la silla de ruedas para aquellos que tienen una.

En el centro del baño, proporciona un espacio de maniobra de al menos 1,50 m de diámetro para que la silla de ruedas pueda girar (el tamaño de un sillón es de 125 x 75 cm). Este espacio debe estar totalmente libre de cualquier objeto anclado o fijo.

accesibilidad silla de ruedas

Elige las barras y los mangos que sean menos resbaladizos que los de acero inoxidable, y lo más importante, no escatimes en la fijación y el atornillado. Mejor pasarse que quedarse cortos, ¿verdad?

Piensa que el espacio debe ser lo suficientemente claro para acomodar a dos personas (la persona con movilidad reducida y su posible acompañante o enfermero). Es por ello que solo deberías dejar los muebles necesarios y deshacerte de todo aquello que entorpezca la movilidad de ambos en la sala.

Baño para personas de movilidad reducida: ¿Ducha o bañera?

Las duchas son más fáciles de acceder que las bañeras y mucho más prácticas. Si tienes un baño, cuenta con tablas de bañera para ayudar a los ancianos a levantarse fácilmente. En caso de tener plato de ducha, siempre conviene tener a mano o banquetas de baño para la comodidad de los usuarios.

tablas de bañera itomi

taburete ducha itomi

La bañera es un equipo problemático para una persona con movilidad reducida, incluso sin silla de ruedas. La pérdida de la flexibilidad de la edad afecta a todos y una bañera puede convertirse en una fuente de caídas.

Si tienes la oportunidad, reemplaza la bañera por una cabina de ducha sin ninguna protuberancia en su umbral y con acceso libre de al menos 80 cm (pared sin puerta para cerrar). Equipa la ducha con asas y un asiento de ducha.

Un lavabo ergonómico

Los lavabos diseñados para sentarse delante facilitan el lavado. Para las personas en sillas de ruedas, es mejor tener lavabos colgados en la pared que dejen espacio para deslizar las rodillas e introducir la silla.

La altura libre debajo del fregadero debe ser de al menos 70 cm. Mientras tanto, el borde no debe medir más de 85 cm para permitir un baño para personas de movilidad reducida óptimo.

lavabo sillas de ruedas

Publicado en Alquiler | Etiquetado | Comentarios desactivados en Consejos para adaptar un baño para personas de movilidad reducida

Andadores para ancianos: cómo elegirlos y toda la información que necesitas

como elegir andadores para ancianos

Los andadores para ancianos son todo un mundo y es necesario conocer algunas pautas antes de adquirir uno. Cada uno de nosotros es diferente y tiene unas necesidades especiales, de ahí que sea tan importante saber escoger.

Cuando uno es capaz de caminar hacia la cocina, preparar una taza de café y llevarla hacia la sala de estar sin ningún problema, la sensación de libertad que uno tiene en ese momento no tiene precio.

Tener un andador que te siente bien, se adapte a ti y sepas usarlo correctamente hace que te sientas más cómodo y seguro a la hora de caminar. Esta actividad puede convertirse en algo peligroso para las personas de la tercera edad, pero con andadores para ancianos correctos y adaptados se convierte en una actividad segura, agradable y divertida.

Andadores para ancianos: ¿con o sin ruedas?

  • Un andador sin ruedas para una mayor estabilidad
    Estos andadores son adecuados para las personas de edad avanzada. Si la persona tiene problemas significativos de equilibrio y dificultades para recuperarse, entonces el andador será más estable y más seguro. También es una herramienta indispensable para los amputados de una extremidad inferior o para las personas que no pueden depender de una de sus piernas.
    .
  • Un andador con ruedas para facilitar la movilidad
    Los andadores para ancianos de ruedas se recomiendan para personas que no tienen trastornos de equilibrio importantes, y aún tienen capacidades de manejo y reacción de soporte (para frenar fácilmente cuando sea necesario). Estos andadores tienen un asiento y les permiten parar y reposar mientras caminan.

¿3 o 4 ruedas?

Los andadores de tres ruedas son menos estables, pero más manejables (especialmente en la casa) y realmente útiles tanto en interiores como en exteriores.
Por otro lado, los andadores de cuatro ruedas son mucho más estables pero a veces menos prácticos, especialmente dentro de una casa debido al espacio que se necesita para moverse.

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de elegir andadores para ancianos?

andadores para ancianos

El tamaño

El andador no debe ser demasiado ancho para que quepa por las puertas y pasillos estrechos de la casa. Recuerda que el ancho de una puerta suele ser de 90 cm, al menos en las construcciones más recientes. Pero en edificios más antiguos o en apartamentos viejos, el ancho de las puertas puede ser más pequeño. En cualquier caso, te recomendamos encarecidamente que midas el ancho de las puertas antes de comprar nada.

El peso

El andador ha de ser lo suficientemente ligero y fácil de manejar. Dependiendo del entorno de la persona anciana (escaleras, aceras, rampas, etc.), ésta deberá levantar el andador para atravesar los obstáculos más importantes. Dependiendo de sus hábitos (viajes en coche, en avión, en tren), es posible que necesites llevar el andador, por lo tanto, no descuides este aspecto.

La capacidad de frenado

Los modelos de andadores con ruedas están ya equipados con frenos que funcionan de dos maneras diferentes:

  • Estándar: Se presionan los manillares de los frenos para inmovilizar el andador. Cuando se suelta la presión, el andador se desbloquea.
  • Freno de estacionamiento: Al aplicar el freno de estacionamiento (a menudo tirando de los frenos hacia abajo), se bloquea completamente el andador sin tener que mantener la presión en la manija del freno. Entonces ya se puede confiar en el andador de forma segura, especialmente para sentarse.

En la Ortopedia Itomi tienes varios modelos de andadores y rollers para que puedas comparar y escoger el que más se adapte a tus necesidades. ¡No dudes en consultarnos!

Publicado en Ortopedia Barcelona | Etiquetado | Comentarios desactivados en Andadores para ancianos: cómo elegirlos y toda la información que necesitas

Consejos para usar muletas correctamente

como usar muletas

Para reducir o eliminar la carga física sobre una lesión, mejorar el equilibrio o facilitar los movimientos, se puede recurrir a diferentes elementos que nos ayuden a caminar. Es importante elegir cuidadosamente el dispositivo según sea necesario y ajustarlo adecuadamente para proporcionar el mejor soporte. Su uso debe permitir moverse de forma natural y segura, sin causar dolor o incomodidad.

Usar muletas permiten eliminar por completo la carga física sobre una pierna lesionada. Sin embargo, requieren un esfuerzo de las extremidades superiores, lo que precisa de una buena forma muscular. Se recomiendan especialmente para jóvenes, por un máximo de ocho semanas. Hay una alternativa a las muletas convencionales: muletas de antebrazo. Éstas eliminan la carga por completo, pero también son más fáciles de usar y más seguros. Son las recomendadas para el uso a largo plazo.

Sujetar y ajustar correctamente las muletas

como sujetar muletas

  • Permanece erguido con los pies ligeramente separados (evita usar zapatos altos).
  • Coloca las muletas a unos 15 cm de los pies.
  • Extiende tus brazos a lo largo del cuerpo y levántate recto.
  • Ajusta la altura de las muletas para que la parte superior de las muletas esté a dos dedos de la parte inferior de la axila.
  • Ajusta los mangos para que quepan en el pliegue de la muñeca y puedas usar muletas.

Para usar muletas del antebrazo, la altura se ajusta de modo que las empuñaduras estén opuestas al pliegue de la muñeca. También debes asegurarte de que los apoyabrazos sean cómodos y no suban demasiado (no tienen que ir al codo).

Para mantener la estabilidad en movimiento o al estar de pie, tanto las muletas como el pie en el suelo deben formar un triángulo en todo momento. Las muletas deben estar un poco hacia adelante o hacia atrás, pero nunca en línea con el cuerpo. También debes evitar presionar las axilas en las muletas. Las muletas están bastante pegadas al tórax, y la transferencia de peso se realiza en los mangos.

Cómo caminar con muletas

Si solo usas una muleta, el principio será el mismo que con un bastón. Tienes que colocarlo en el lado válido, es decir, en la mano opuesta a la pierna lesionada. Al mismo tiempo, mueves la pierna débil y el caballete hacia delante haciendo pasos de la misma longitud.

En caso de que tengas que usar muletas, que es lo más frecuente, entonces es necesario asegurarse de dar los pasos de la forma más natural posible, teniendo cuidado de no apoyar la pierna lesionada en el suelo. Algunas recomendaciones:

  • Avanza en el mismo movimiento y sentido que las muletas y la pierna lesionada.
  • Mantén la pierna sana doblando y extendiendo la rodilla si puedes.
  • Cuando el talón toque al suelo, sírvete de las muletas para llevar el peso y balancearte hacia delante.
  • Coloca el pie de la pierna lesionada en el suelo, pero no descanses sobre él.

Es importante intentar dar un paso y, en el último momento, no apoyarse sobre el pie de la pierna lesionada (que solo debe rozar el suelo). De hecho, esta técnica que se llama técnica del paso simulado permite continuar trabajando normalmente los músculos de la pierna. También evita las contracturas causadas por mantener la pierna doblada constantemente.

Subir y bajar escaleras con muletas

subir escaleras muletas

Para subir escaleras con muletas:

  • Comienza colocando el pie de la pierna sana en el primer escalón.
  • Coloca las dos muletas en el mismo escalón.
  • Sujétalo y pon la pierna lesionada en el mismo escalón.
  • Repite la misma operación hasta subir todas las escaleras.
  • Si llevas una sola muleta, usa tu mano libre para ayudarte con la barandilla.

Para bajar las escaleras con muletas:

  • Coloca el pie de la pierna lesionada y las muletas en el escalón para bajarlo.
  • Apoya las muletas y avanza la pelvis flexionando la espalda.
  • Coloca la pierna sana en el mismo paso que las muletas.

 

Publicado en Ortopedia Barcelona | Etiquetado | Comentarios desactivados en Consejos para usar muletas correctamente